Para quien no lo conozca, el Zootropo es uno de los precursores del cine y la animación. Seguro que en algún momento habéis visto uno; es un cilindro con ranuras y una secuencia de imágenes impresas en su interior. Si lo hacemos rotar a una velocidad determinada se producirá una sensación de movimiento. Existieron muchos dispositivos de este tipo, como ejemplo nombraré el flip-book, ¿Quien no ha visto una secuencia de dibujos animados al pasar rápidamente las páginas de un mini libro que nos vendían en los quioscos?. Bien, pues así comenzaron las primeras animaciones.

Los números de Fibonacci son una sucesión numérica en la que cada número es la suma de los dos anteriores; 0,1,1,2,3,5,8,13…
Existe una relación directa entre estos números y la razón aúrea (Phi=1.618034…). Si dividimos dos números consecutivos de la secuencia de Fibonacci, obtendremos un número muy próximo al número de oro, 1.6180… ( por ejemplo 13/8=1.625 )

Para entender un poco más hasta donde quiero llegar, he de explicar qué es la Luz Estroboscópica. Es la que nos permite visualizar un objeto que gira como si fuera estático, para entendernos, emite destellos a cierta frecuencia los cuales iluminan el objeto momentáneamente y nos permiten verlo inmóvil, aunque no lo esté.

Todo esto es la base de un proyecto desarrollado en el departamento de arte de la Universidad de Stanford. A partir de ciertos objetos impresos en 3D se crea una animación, dándoles una velocidad de giro y destellos de luz concretos.

¿Que es lo curioso de todo esto?
– Los objetos 3D son creados a partir de patrones de la naturaleza basados en la razón aúrea y la secuencia de Fibonacci. Las semillas del girasol, el crecimiento de los pétalos, las escamas de la piña, las celdas de una colmena… Su crecimiento se basa en relaciones aúreas.
– El número de espirales del objeto equivale siempre a números de Fibonacci.
– El destello de luz está sincronizado con el giro del objeto, de manera que se produce cada vez que el objeto gira 137.5º. ¿Porque este ángulo? Porque es el ángulo de oro.

Os recomiendo que le echéis un vistazo a este video «NATURE BY NUMBERS» donde, de manera muy visual, se observa la relación entre Fibonacci, la razón aurea y la naturaleza.

El proyecto lo ha desarrollado John Edmar. En lugar de utilizar luz estroboscópica, lo ha filmado girando el objeto a 550 r.p.m., grabando a 24 fps y con una velocidad de obturación de 1/4000 seg.